Paseando por Roses

Como ya dije, un buen punto de partida para poder visitar a consciencia la Costa Brava es Roses.

Espectacular faro que nos encontramos paseando por la playa de Roses

En la propia ciudad hay una larga playa de arena y más hacia delante encontramos dos fantásticas playas como son la de Canyelles y la de la Almadrava. El problema es que al estar céntricas en verano hay que ir pronto con tal de poder plantar la toalla.
Como buena ciudad marítima, Roses tiene un agradable paseo marítimo y dos puertos, ideales para visitar al atardecer.
El centro está lleno de restaurantes y tiendas. Una pizzería que está muy bien de precio y que e encanta es  Marechiaro. Aunque realmente no hay ningún sitio donde haya comido mal.

Es interesante visitar los restos de la Ciudadela de Roses. De origen griego, era la muralla que protegía la antigua ciudad. Las actuales murallas, pero, fueron construidas en 1543 por Carlos I con el fin de proteger  la urbe de ataques piratas y de los franceses.

Restos de una iglesia en la Ciudadela

A pesar de no estar muy bien conservada, es una visita interesante ya que hay restos arqueológicos desde la época griega hasta el 1652 que durante la Guerra de los Segadores no fue totalmente destruida y se empezó a construir la ciudad donde esta situada actualmente. La Ciudadela desde 1993 está catalogada como Bien Cultural y de Interés Nacional. El precio de la entrada es de 5€.

Anclas antiguas y restos de un almacén de armamento

Arriba de una colina se puede ver el castillo de la Trinidad. Es un castillo pequeño pero de forma peculiar ya que la planta consta de cinco puntas desiguales. También fue construido por Carlos I en 1544 con el objetivo puramente defensivo. Ideal para ver la puesta de sol.

Castillo de la Trinidad

Por último, en Roses hay un interesante recorrido megalítico en las montañas cercanas. Subiendo por la carretera de Montjoi hay un paro en el camino antes de llegar a la primera cala. Está señalizado. El más destacado es el Dolmen de la Creu d'en Cobertella por sus grandes dimensiones; de hecho, es uno de los monumentos prehistóricos más grandes de Cataluña.

Dolmen de la Creu d'en Cobertella

No hay comentarios:

Publicar un comentario