La Roses de la época de Napoleón

Siempre me ha gustado aprender historia pero nunca he conseguido estudiarme todos los hechos de memoria (será que soy de ciencias...jeje). Por eso, cuando visito los lugares me encanta conocer sus vivencias y detalles curiosos. Es cómo ir aprendiendo pequeños capítulos de la historia en diferentes versiones.
Y la mejor manera de conocer los detalles muchas veces es realizando las visitas guiadas a los lugares históricos.

Castillo Trinitat

En Roses (Costa Brava) la oficina de turismo organiza visitas guiadas en las que a parte de ver los lugares y situarse en su contexto, se pueden conocer detalles curiosos de la época.
Esto es lo que pasa en la visita nocturna al Castillo de la Trinitat. Junto a Thomas Cochrane sabremos por que fue un lugar estratégico y la razón de su destrucción.

Lord Cochrane

Lord Cochrane fue un político y capitán naval británico que desembarcó en Roses para luchar contra los franceses comandados por Napoleón y por lo tanto ayudar a los españoles. Cuando los francos estaban entrando por Roses y los superaban en número, el capitán fue el último en abandonar el castillo, pero antes, junto a su artificiero, intentó hacer volar la construcción para que nadie se apoderara de él. Durante la visita, se ven todas las partes del castillo, destinado exclusivamente a uso militar. Su estructura es curiosa, ya que la planta tiene forma de estrella. Dividida en tres niveles en forma de anfiteatro, las vistas son impresionantes: se ve toda la bahía.

Mapa zona del castillo

Se construyó a mediados del siglo XVI para poder defender la zona del temible pirata Barba Roja. Desde entonces se fue remodelando. Hay diferencias entre el espacio destinado al descanso de los altos mandos y el de los soldados (incluso en las letrinas!). Estos últimos dormían en el sótano, mediante el sistema de cama caliente (por turnos).

Horno de las cocinas

Por cierto, sabéis a que llamaban los ingleses Miss Taylor?? En la visita se puede descubrir.
La visita es los sábados a las 22h, y tiene un precio de 10€. El único inconveniente es que las visitas son simultaneas francés/español y se pueden hacer un poco pesadas.

Antiguas bombas, podían llegar a una distancia de 2000 metros

Mas información aquí, en la Oficina de Turismo de Roses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario