Hanoi, la ciudad del caos

La caótica capital de Vietnam tiene 8 millones de habitantes y 233 km2,
En cuanto llegué y oí el ruido de mil bocinas, sentí el olor (una mezcla de sudor, humo, comida...) y vi el tráfico, pensé que allí no duraría mucho, que esa ciudad no estaba hecha para mi. Cuanto me equivocaba...!!

Calle de Hanoi

Cruzar la calle es todo un reto: motos, coches, tuc tucs y bicicletas pasan sin cesar y sin respetar ninguna señal de tráfico. Evidentemente no paran para dejarte pasar, así que para poder pasar a la acera de enfrente hay que decidirse y echarle morro; no hay que ir ni lo suficientemente lento ni muy rápido para que te puedan esquivar y no tener contacto visual: si te ven con miedo pasan por delante sin importarles nada. Parece un relato exagerado, pero creedme, no lo es. Dicen que si sobrevives al tráfico de Vietnam eres invencible. Tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo.
En dos días hay tiempo de sobras para visitarlo todo y de callejear en busca de "gangas", ropa y recuerdos.

Puesto callejero de comida...

El casco antiguo lo conforman 36 calles y cada una está dedicada a un gremio. A pesar de que hoy en día hay el doble de calles y callejuelas (se dice que más de 50),  algunas siguen vendiendo los productos gremiales. Podemos ver la calle de las joyas, la de los ventiladores, la de las ollas...
Una calle que me llamó mucho la atención es Hang Quat, que vende ataúdes y objetos funerarios en medio de la acera.

Cableado eléctrico

Hay que fijarse en los cables de la luz (totalmente caóticos, sin ningún tipo de seguridad y amontonados) y en las casas. Llamadas casas tubo, son súper estrechas y altas. Su construcción es así para evitar pagar más impuestos por anchura de fachada.

Casas tubo. Dentro viven varias familias.

Hay que estar atentos, pues en el barullo de las calles nos encontramos con el Templo de Bach Ma, el más antiguo de la ciudad, o con la puerta de entrada a la vieja ciudad por la zona este.

Puerta antigua este

Al lado está el Mercado de Dong Xuan. Fundado en 1889 dentro de un edificio soviético de cuatro plantas, es el mercado más grande de la ciudad. Dentro de su particular caos puedes encontrar de todo: ropa, electrodomésticos, comida... Igual que en todos los mercados del sudeste asiático, es una especie de mercadillo a lo grande.

Mercado Dong Xuan. Su estructura contrasta con el resto de edificios

A pesar de que la religión mayoritaria de la población es el budismo, también podemos encontrarnos con alguna catedral cristiana en las grandes ciudades como es el caso de la Catedral de San José en Hanói. De estilo neogótico, fue construida en 1886, la época en la que los franceses ocuparon el país. La fachada es inmensa y las vidrieras están muy elaboradas.

Catedral de Hanoi

Relativamente cerca está el museo de la prisión de Hoa Lo. El precio de la entrada es de 30.000 Dongs (1'5€). Construida por los franceses en 1846 con la idea de alojar un máximo de 450 presos, llegaron a convivir 2000 presos. También fue usada durante la Guerra de Vietnam para recluir a famosos pilotos americanos como John McCain y Pete Peterson, los cuales le llamaban el Hilton de Hanói.

En las celdas comunes, los presos eran inmovilizados atándolos por los pies.

A parte de poder ver como eran las celdas y la disposición de los presos, se exponen objetos de tortura y métodos de fuga; y es que esta prisión no era muy segura, pues a lo largo de los años se escaparon un total de 100 presos.

Masajes!!!!!!!
No te puedes ir del país sin darte varios masajes. Son baratísimos! Paseando por la calle encuentras miles de ofertas. Algunas en auténticos tugurios, otras en spas que parecen oasis en medio de la ciudad. Nosotros probamos de todo, pero si queréis uno de calidad, este es el SF SPA. Situado en pleno centro de Hanói, son serios y profesionales. El masaje de una hora te deja totalmente relajado por unos 12$. No os parece una buena manera de terminar el día???

Recepción de SF SPA

Vietnam: antes de ir...

Vietnam ha sido uno de los países que he visitado que más me ha fascinado por sus contrastes y por el pensamiento y la forma de vivir que tienen los vietnamitas, tan diferente a nosotros.
Durante mi estancia he intentado aprender de ellos todo lo posible para así poder entender su historia y su cultura.
Con 332 km2 y 92 millones de habitantes, Vietnam es un país de contrastes paisajísticos. Su religión oficial es el budismo, y la política es comunista.

Mapa de Vietnam. Dicen que su forma alargada simula el cuerpo de una mujer, cargando una gran piedra: China

Pero antes de hablar infinitamente de todo lo que tiene Vietnam, para la preparación del viaje he creído importante numerar hay cuatro aspectos importantes a tener en cuenta:
  • VISADO
Para entrar en el país es necesario presentar una carta de invitación. Este documento lo expiden las autoridades vietnamitas tras tres días de solicitarlo. La mejor manera de conseguirlo es mediante el hotel o la agencia que contratemos para el viaje. Por eso, aunque se vaya de mochilero y a la aventura por el país, es ideal reservar la primera noche en un hotel con tal de que os gestionen la carta para el visado.

Ejemplo de Carta de Invitación

Luego, una vez llegados al aeropuerto vietnamita internacional, hay que rellenar un documento y entregarlo junto al pasaporte (con validez mínima de seis meses), la carta de invitación y dos fotografías tamaño carnet. A parte, hay que abonar 25$ si la entrada al país es única y la validez del visado es de un mes.
  • MONEDA
La moneda oficial es el Dong ( 1€ equivale aproximadamente a 26.000 Dongs).
El mejor lugar para realizar el cambio de dinero es en las tiendas que ofrecen tours. Tanto en los hoteles como en el aeropuerto las comisiones son prohibitivas.

Ejemplo de billete de 50.000 Dongs (unos 2€)

La vida es muy barata, pero en las tiendas y en los transportes hay que regatear. Es algo que a mi no me gusta nada (y además me pone muy nerviosa), pero debo confesar que los precios que ponen de primeras son totalmente abusivos. A modo de ejemplo, lo normal es:
- 100.000 Dongs / persona para subir a un Tuc Tuc.
- 60.000 Dongs camiseta souvenir (se pueden llegar a conseguir por 30.000 en los mercados)
- 15.000 Dongs botella de agua.
En Vietnam hay muchas imitaciones (algunas casi perfectas) de zapatillas deportivas o de trekking, de chaquetas polares y de mochilas de la marca The North Face. Mi recomendación es mirar y preguntar los precios en varias tiendas antes de comprar y establecerse un precio máximo con el que no ceder.
  • MALETA Y ROPA
En verano el calor es insoportable y muy muy húmedo, por lo que lo ideal es llevar ropa transpirable. Durante el mes de agosto estuvimos a 35-45ºC, con sensaciones térmicas de hasta 50ºC. De no soler sudar nunca, me pasaba el día con la camiseta empapada. De hecho, he descubierto que las camisetas de algodón sudadas pesan y ceden, por lo que no son recomendables en estas circunstancias.
En cuanto a ropa de abrigo, hay que coger una sudadera (como mucho). Me considero una persona friolera y ni siquiera la necesité en la zona norte, que se supone que es más fresca.
Importantísimo coger un chubasquero para que las lluvias tropicales no te pillen por sorpresa. Y es que en Vietnam cuando llueve, lo hace de verdad!
A parte, siempre hay que coger un pañuelo para cubrirse: en los templos hay prohibición de ir en tirantes y pantalón corto por encima de las rodillas, tanto hombres como mujeres. No siempre hay en las entradas de estos lugares túnicas para cubrirse y es una lástima quedarse sin entrar.

Traje típico vietnamita


  • BOTIQUIN
En viajes tan largos y con estilos de vida y de medicina tan diferentes a los nuestros, es imprescindible llevar un pequeño botiquín para salir de cualquier apuro. En éste, a parte de tiritas, betadine para la desinfección de las heridas y alguna que otra venda, hay que coger analgésicos y antiinflamatorios. 
Las diarreas pueden aparecer debido al cambio de aguas o de alimentación. Por eso, a parte de un suero oral para evitar la deshidratación, es recomendable llevar un antibiótico, por si estas no paran a los dos días. El ideal para estos casos es el Ciprofloxacino, y se toma un comprimido cada ocho horas. 
El repelente de mosquitos también es un buen acompañante, ya que en esta zona tan húmeda los insectos te acribillan.
Por último, comentar que para viajar a Vietnam, no es necesario tener ninguna vacuna especial.


La Roses de la Guerra Civil Española

Nos situamos en 1936, durante la Guerra Civil Española. Parecía que Roses, con unos 3000 habitantes en aquella época, se salvaba de los ataques hasta que llegó el gran buque Canarias. Tras engañar a la población con banderas republicanas y comunistas, una vez que la gente se relajó, alzaron la bandera preconstitucional e iniciaron un bombardeo que destrozó toda la primera línea costera. A parte de intentar anular toda comunicación con Francia, se dice que la idea del ataque fue para que la frontera de Barcelona se quedara con menos tropas al acudir a la Costa.

Gran Crucero Canarias

En 1937, cuando se vio que la guerra iba a ser larga, se decidió construir cinco refugios públicos por tosa la ciudad. Actualmente solo se conserva uno y se puede realizar una visita guiada los viernes a las 19, previa reserva en la Oficina de Turismo de Roses. Hay dos entradas: una en la Plaza de la Pau y otra en la calle contigua. El refugio fue descubierto cuando se hacían obras de remodelación de la plaza.

Entrada al refugio desde la plaza de la Pau

La construcción del búnquer se pagó mediante los impuestos del pan (por cada kg se destinaba 1 céntimo a su construcción). No se escatimó en la calidad de los materiales, ya que la vida les iba en ello. Si encima del refugio había una casa, ésta tenía entrada directa. El túnel son tres pasillos, mide cien metros de largo por dos metros de alto, por un metro de ancho. Para evitar que las bombas lo destruyeran, había dos metros de tierra por encima, hecho que amortiguaba la vibración y la destrucción de la caída. El techo es de arco estilo catalán, considerado de los más resistentes.

Parte de uno de los tres pasillos

El refugio, a pesar de tener luz eléctrica, me pareció un lugar totalmente lúgubre, húmedo y muy estrecho (apenas cabíamos dos personas).
Si durante el bombardeo querías estar sentado, tenias que bajar con una silla, ya que no había bancos. Ponerse en situación y tratar de revivir aquellos momentos me resultó muy tenso y totalmente claustrofóbico. Por suerte, Roses solo sufrió cinco bombardeos durante la guerra.

Como se puede ver en la foto, el lugar es completamente húmedo

El precio de la entrada es de 6€, y os recomiendo 100% ir a Roses y conocer un poco de la ciudad.

Una vez más, gracias a la oficina de turismo de Roses, por ayudarme con estos dos últimos posts. Dejo aquí su enlace.

Detalles de una escultura en la plaza de la Pau en la que están escritas palabras sobre la guerra como son huida, oscuridad, angustia, separación, hambre...

La Roses de la época de Napoleón

Siempre me ha gustado aprender historia pero nunca he conseguido estudiarme todos los hechos de memoria (será que soy de ciencias...jeje). Por eso, cuando visito los lugares me encanta conocer sus vivencias y detalles curiosos. Es cómo ir aprendiendo pequeños capítulos de la historia en diferentes versiones.
Y la mejor manera de conocer los detalles muchas veces es realizando las visitas guiadas a los lugares históricos.

Castillo Trinitat

En Roses (Costa Brava) la oficina de turismo organiza visitas guiadas en las que a parte de ver los lugares y situarse en su contexto, se pueden conocer detalles curiosos de la época.
Esto es lo que pasa en la visita nocturna al Castillo de la Trinitat. Junto a Thomas Cochrane sabremos por que fue un lugar estratégico y la razón de su destrucción.

Lord Cochrane

Lord Cochrane fue un político y capitán naval británico que desembarcó en Roses para luchar contra los franceses comandados por Napoleón y por lo tanto ayudar a los españoles. Cuando los francos estaban entrando por Roses y los superaban en número, el capitán fue el último en abandonar el castillo, pero antes, junto a su artificiero, intentó hacer volar la construcción para que nadie se apoderara de él. Durante la visita, se ven todas las partes del castillo, destinado exclusivamente a uso militar. Su estructura es curiosa, ya que la planta tiene forma de estrella. Dividida en tres niveles en forma de anfiteatro, las vistas son impresionantes: se ve toda la bahía.

Mapa zona del castillo

Se construyó a mediados del siglo XVI para poder defender la zona del temible pirata Barba Roja. Desde entonces se fue remodelando. Hay diferencias entre el espacio destinado al descanso de los altos mandos y el de los soldados (incluso en las letrinas!). Estos últimos dormían en el sótano, mediante el sistema de cama caliente (por turnos).

Horno de las cocinas

Por cierto, sabéis a que llamaban los ingleses Miss Taylor?? En la visita se puede descubrir.
La visita es los sábados a las 22h, y tiene un precio de 10€. El único inconveniente es que las visitas son simultaneas francés/español y se pueden hacer un poco pesadas.

Antiguas bombas, podían llegar a una distancia de 2000 metros

Mas información aquí, en la Oficina de Turismo de Roses.

Peralada y su castillo

Peralada es un precioso pueblo medieval de la provincia de Gerona cuyos orígenes ya datan de los iberos. Sus calles adoquinadas invitan a perderse.

Plaza y ayuntamiento de Peralada

El pueblo es muy conocido por su castillo, dónde también hay un famoso casino. Allí se realizan conciertos y grandes eventos. Pero es que la estampa no puede ser más perfecta; envuelto por un parque de 7'7 hectáreas, hay dos edificios importantes: el castillo, de propiedad privada y que no se puede visitar, y el antiguo convento de las monjas carmelitas del siglo  XIV que posteriormente fue pasado a la propiedad de los condes de Peralada.

Castillo de Peralada

En 1923 el señor Miguel Mateu, importante empresario y político falangista compró todo el conjunto. Su familia, actual propietaria, ha ofrecido la parte del convento como museo dónde se pueden visitar la parte del claustro u la iglesia (ambos de estilo gótico), la biblioteca, que cuenta con más de 80.000 ejemplares y una importante colección de 5.000 Quijotes de todo el mundo. Hay uno con ilustraciones de Dalí, otro escrito en japonés... Increíbles.

Biblioteca particular llena de antiguos ejemplares
Quijote samurai

Por último, también se exponen colecciones de vidrio antiguo y cerámica, y se pueden visitar las bodegas, dónde hay una exposición importante de botas añejas y antiguos objetos que se utilizaban para la fabricación de vino. Es interesante visitarlo. El precio de la entrada es de 6€ y las visitas son guiadas.

Detalle de la colección de vidrios que se usaban de regalo a los recién casados

En el casco antiguo del municipio, dentro de la oficina de turismo se puede visitar el Claustro de San Domenec, la única parte que queda en pie del monasterio. Fue fundado en el siglo XI por la comunidad de agustinos. Se trata de una construcción rectangular con doce columnas cuyos capiteles tienen diferentes elementos representados.

Claustro antiguo

Como curiosidad, por todo el pueblo hay gigantes nidos de cigüeñas muy bonitos de ver. Además se puede admirar el vuelo de estas aves que es muy señorial. Desde 1995 hay una colonia de estas aves zancudas blancas protegida. Actualmente se cuentan 32 nidos y este año llevan nacidas un total de 66 crías.
Nidos de cigüeñas